Login to eMailchef

La línea de asunto: las mejores prácticas

Cómo redactar la línea de asunto perfecta para su email? Esta es una pregunta recurrente entre los profesionales del marketing: las líneas de asunto atractivas son esenciales para garantizar una alta tasa de apertura de sus newsletters, y la única forma de lograr probabilidades de lectura.

En un mundo en que las bandejas de entrada están más y más llenas, la línea de asunto es su tarjeta comodín – la primera impresión que obtienen los lectores. Para evitar ser el último, en este artículo exploramos en detalle 6 buenas prácticas que lo ayudarán a redactar líneas de asunto más efectivas.

Pero espere. Una palabra antes de comenzar.

Como la mayoría de los aspectos del marketing por email, realmente es difícil encapsular algunos consejos sobre cómo usted debería escribir una línea de asunto en general. Mucho depende de variables tales como su negocio, el tipo de mensaje que usted envía (marketing puro, remarketing, newsletter, email de agradecimiento, etc.) y su propio estilo. Una línea de asunto que un profesional encuentra vaga, puede ser aceptable, y hasta normal, para otro profesional.

Los ejemplos de líneas de asunto también pueden ser muy útiles (proveeremos algunos), pero no conclusivos: deberían servir sólo como una fuente de inspiración, no como un material listo para ser copiado ciegamente.

Lo tiene? Y ahora observemos las mejores prácticas.

1. Longitud de asunto.

El primer asunto es probablemente cuán larga debe ser su línea de asunto. Una regla popular dice: no más de 50 caracteres. Y es una buena; si bien puede poseer diferentes variantes en las distintas industrias o de acuerdo al tipo de mensaje, 50 caracteres es un límite apropiado.

Con esto dicho, si usted puede limitar la línea de asunto a 30-35 caracteres sin perder la fuerza semántica (es decir, sin caer en un conjunto de palabras aleatorias desconectadas), es aún mejor.

De hecho, el incremente de tasas de aperturas en dispositivos móviles (al menos la mitad del tráfico de emails es leído en un smartphone) nos trae el problema de pantallas más pequeñas, y en consecuencia asuntos más cortos.

Pero con estos consejos en mente, recuerde que de todas formas la cantidad de caracteres no es tan importante; si usted no hace el resto bien, y puede transmitir la información más importante en la primera parte de la línea, las tasas de aperturas no son afectadas por el largo del asunto. Piense más en el efecto informativo: este es el punto de inicio.

2. Sea coherente con el contenido del email.

Obviamente, verdad? Bien, no realmente. Si usted se encuentra completamente obsesionado por atrapar la atención de sus lectores con la línea de asunto, entonces probablemente esté olvidando que este es un medio y no un fin: y usted probablemente también esté olvidando que debe encontrarse fuertemente vinculada al contenido de su newsletter.

Todos los “consejos mágicos” que prometen mayores tasas de apertura pero sacrifican la coherencia entre la línea de asunto y el mensaje real deben ser ignorados: son simplemente una forma de engañar a los clientes. Mantenga su contenido y nunca los decepcionará.

3. Algunas cosas a realizar.

Sea descriptivo, pero no completamente descriptivo: una buena línea de asunto debe evocar lo que se encuentra contenido en el newsletter y alentar al lector a leer más allá.

En general, prefiera el minimalismo en contraposición a las frases controversiales.

Si es bueno con el humor o particularmente brillante con las palabras, avance y sorprenda a los clientes (su línea de asunto sobresaldrá entre el resto) – pero evite esto si no está 100% seguro de lo que hace (una mala broma fácilmente puede generar un desastre).

Incluya el llamado a la acción o transmita un sentido de urgencia – si existe una oportunidad para hacerlo. Por ejemplo, en su oferta indique que dura hasta el domingo, dígalo: si no existe límite de tiempo, no diga nada, simplemente sea específico sobre lo que dirá en el email.

Recuerde que la línea de asunto apunta a captar la atención, pero también a proporcionar cierta información relevante.

Re-lea antes de enviar. Siempre.

4. Algunas cosas a evitar.

No escriba TODO EN MAYUSCULAS. Nunca. Es como si estuviera gritando en la cara.

No utilice múltiples signos de exclamación o pregunta.

No utilice símbolos o caritas sonrientes.

No sea irrespetuoso.

No cometa errores gramaticales.

No utilice palabras relacionadas con el spam.

No utilice primeros nombres. Esta ha sido una técnica popular por varios años, pero aparentemente no funciona realmente.

No confíe demasiado en artículos que otorguen consejos mágicos nunca antes escuchados.

No intente vender su producto directamente en la línea de asunto: el contenido del email es para este propósito.

No coloque todas sus energías mentales en la línea de asunto, olvidando el resto.

No inserte espacios dobles entre palabras.

5. Conozca a su audiencia.

Cuál es una de las reglas más importantes para cualquier tipo de vendedor? Conocer lo que sus clientes necesitan. El marketing por email no es diferente. Si usted escucha a sus lectores (si usted lee sus respuestas cuidadosamente, pasa algún tiempo con el soporte a clientes, comprende el tipo de personas que se han suscripto a sus listas de correo y porqué…) entonces escribir una línea de asunto será realmente fácil.

eMailChef provee herramientas de análisis poderosas que facilitan la comprensión, otorgando un significado real a la información en bruto y los detalles de los clientes: dedique algún tiempo a comprender cómo perfilar su línea de asunto.

Luego, por supuesto, usted puede utilizar el mecanismo de prueba y error. Si usted deja una línea cómica o controversial y su tasa de apertura cae, luego su base de clientes probablemente no aprecie esta línea. Lo que nos conduce al siguiente punto.

6. Pruebe

La prueba de la línea de asunto constituye una excelente práctica para mejorar sus tasas de aperturas, y realmente la recomendamos. Casi todo en el marketing por email puede ser mejorado, y la única forma de obtener una buena prueba sobre si se está haciendo lo correcto o no consiste en ejecutar pruebas A/B frecuentes.

Aquí ofrecemos un ejemplo sobre cómo hacerlo: tome una porción relevante de su lista (por ejemplo 10-20%) y envíe a la mitad de los contactos una versión de la línea de asunto, y la otra versión a la otra mitad.

Después de 24-48 horas, verifique las tasas de apertura en eMailChef: el email que obtiene más aperturas será probablemente el mejor en términos de línea de asunto – puede usar esta línea para enviar al resto de la lista.