Diccionario de Palabras a Evitar en Marketing por Email

Cómo puedo evitar que mis emails se entreguen como spam?

Ya hemos ofrecido algunos consejos para redactar líneas de asuntos efectivas. En esta publicación explicaremos las palabras que debe evitar si no desea alertar los filtros anti-spam de los clientes de email.

Esta lista no pretende incluir todas las expresiones “taboo” por lo que aún debe tener cuidado. Una vez que la dirección IP que usted utiliza para enviar sus newsletters se encuentra comprometida, nadie puede ayudarle a recuperar su reputación. Puede leer más sobre esto en “Marketing por Email y SPAM – La Reputación es (Casi) Todo”

Regla Número 1: No Arruine la Personalización del Email

Comencemos con un simple consejo: no inserte un campo personalizado en el asunto del newsletter si el mismo no se encuentra disponible para la totalidad de los contactos de la lista. Usted no desea dejar espacios en donde debería aparecer contenido personalizado.

En forma similar, el campo debe ser exacto. Una persona que se ha registrado con un apodo o ha cometido un error de ortografía no desea recibir un email con el apodo (o nombre incorrecto) en la línea de asunto.

Qué Evitar

Preste particular atención a las palaras y expresiones relativas a ofertas, regalos y descuentos tales como:

  • Gratis
  • Sólo por (€€€)
  • Préstamo Gratuito
  • Regalo
  • Garantía de devolución del dinero
  • Llame gratis

Esto no significa que su línea de asunto nunca pueda hablar sobre ventas. Por el contrario, una oferta tal como “compre uno, lleve dos” puede funcionar en un contexto apropiado. Lo mismo aplica a frases tales como “descuentos”, “ofertas”, y “promociones”. “Las ventas de verano han comenzado” está perfecto. “Obtenga un regalo gratis” en cambio, tiene muchas posibilidades de ser marcado como spam.

Palabras y expresiones que involucren intercambio de dinero, compras de medicinas, o encuentros íntimos también son muy riesgosas. Por ejemplo:

  • Compre ahora
  • Ordene Ahora
  • Crédito
  • Gane
  • Conozca parejas
  • Pierda peso inmediatamente
  • Viagra / Xanax, etc.

En tercer lugar, nunca confíe en palabras y expresiones que empujen el sentido de la urgencia. Las más comunes son:

  • Sólo por hoy
  • Apúrese
  • Presione ahora
  • Qué está esperando?

Superlativos y expresiones similares también deben evitarse:

  • Perfecto
  • Maravilloso
  • Esencial
  • Seguro
  • Garantizado

“Pero… Nunca utilizo estas palabras y mis emails aún son bloqueados”

Las redes de los filtros anti-spam son muy estrechas. Su objetivo consiste en aplastar el spam, pero no son 100% exactas. A veces, los emails legítimos también terminan en la carpeta de spam.

Pero también las acciones del lector juegan un rol importante en las tasas de entregas. Los proveedores toman el historial del comportamiento de los lectores en cuenta al monitorear los mensajes entrantes. Si los suscriptores leen sus emails frecuentemente, estos emails posen menores probabilidades de terminar en spam.

Por el otro lado, si su lista de contactos contiene muchas cuentas de email que no han sido utilizadas por mucho tiempo, su tasa de entrega seguramente caerá.

8 Consejos para Mejorar Las Tasas de Entregas

Unas cuantas reglas de sentido común pueden ayudarle a asegurar sus tasas de entrega para que estas permanezcan altas y su email llegue a sus suscriptores:

  1. No arruine la reputación de su dirección IP. Aún un email único puede dañar la reputación y afectar la tasa de entrega;
  2. Obtenga permiso de sus contactos antes de enviarles emails. No es tan difícil como parece. Crear y utilizar formularios de registro es fácil, y las redes sociales también ofrecen algunas herramientas;
  3. Elabore contenido de newsletters comprometedor. Ponga todo el esfuerzo en lograr un contenido interesante para que las acciones de sus lectores lo mantengan seguro;
  4. Confecciones emails reconocibles y únicos con las capacidades de personalización ofrecidas por eMailChef;
  5. Mantenga sus listas de contactos limpias. Remueva las direcciones de email inactivas que generan devoluciones.
  6. Evite asuntos de newsletters engañosos y líneas de asuntos que no se encuentran relacionadas al contenido del mensaje;
  7. Siempre incluya un vínculo de cancelación al pie del newsletter;
  8. Asegúrese de que el newsletter sea responsivo en varios dispositivos, que no contenga fuentes inusuales o difíciles de leer, que las imágenes se encuentren optimizadas, que el código HTML del mensaje es “limpio”, y que el email nunca consiste en una única imagen (aún las tarjetas de “Buenos Augurios”).

Finalmente, para evitar que los emails legítimos terminen en spam, contacte a los lectores directamente y solicite remover sus newsletters de la carpeta de spam.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *