El Mejor Momento para Enviar Su Newsletter

Cuando las personas se suscriben a su newsletters desean su contenido. No desean ignorarlo o borrarlo. Por ello si sus newsletters no son leídos, el problema podría no ser lo que usted está comunicando.

Es cuando lo está diciendo.

En esta publicación le ayudaremos a comprender el mejor momento para enviar un newsletter. No existe una regla universal que determine el mejor momento para enviar emails, pero las rutinas diarias y los hábitos afectan a todos e impactarán a sus tasas de aperturas.

Conozca Su Lector

Observe todos los emails de newsletters que ha recibido durante el último mes. Observe cuando los ha recibido y cuando los ha abierto. Probablemente encontrará que los ha abierto y leído en forma inmediatamente… o los ha ignorado.

Su comportamiento no es excepcional. Hemos descubierto que los newsletters son generalmente abiertos apenas son recibidos, o no son abiertos. La distribución constituye una oportunidad única: el email es abierto y despierta el interés, o es perdido.

Esto significa que usted necesita entregar su newsletter en un momento en que el lector puede y desea leerlo. Esto dependerá de quién es el lector, y lo que usted comunica.

En general, hemos descubierto que las personas se encuentran más inclinadas a leer emails relacionados al trabajo en la mañana, antes de llegar a la oficina. Por el otro lado, los newsletters sobre compras o entretenimiento tienen mayores probabilidades de lectura durante los descansos y momentos de relajación.

El Mejor Día para Enviar un Newsletter

El Mejor Día para Enviar un Newsletter

Los expertos coinciden. Los mejores días para enviar el newsletter son los Martes, Miércoles y especialmente Jueves para emails puramente promocionales.

La competencia será mayor, en estos días, especialmente los Martes y Jueves, pero sus tasas de aperturas serán mayores.

Enviar los Lunes no tiene mucho sentido debido a que las personas prefieren enfocarse en programar su semana. También son más propensos a limpiar los emails no deseados recibidos durante el fin de semana.

Lo mismo aplica a los Viernes, cuando intentan ordenar las tareas en curso, o finalizarlas por completo.

El Mejor Momento para Enviar un Newsletter

Si usted se encuentra realizando un envío a los padres de niños pequeños, hágalo temprano. Intente llegar a los mismos alrededor de las 6am, antes de que los niños se despierten y verifiquen sus teléfonos por primera vez. Si usted se dirige a adolescentes, hágalo tarde. Alrededor de las 10pm habrán finalizado su tarea, y estarán hablando con amigos. Este es el momento para captar su atención y saltar a su conversación.

Como puede observar, el contexto es importante, pero consideremos algunos buenos hábitos generales.

Si envía un newsletter entre 8am y 8.30am, probablemente obtendrá la atención de las personas que están por comenzar a trabajar.

Pero esta no es la única ventana para enviar un newsletter a los trabajadores. En el almuerzo, también nos permitimos algunos minutos de distracción aún después de regresar al escritorio.

Puede probar enviar su newsletter entre 2pm y 3pm.

El Peor Momento para Enviar un Newsletter

Esto no significa que usted no debería enviar emails de prueba en otros horarios. La competencia por la ventana en la mañana puede ser feroz, por ello si su tasa de aperturas es ya exitosa, no necesita cambiarla.

Enviar su newsletter entre 10am y 11am también puede ser efectivo. Los usuarios han eliminado los emails no deseados que se han acumulado en la noche, su recreo para el café se encuentra cerca y están listos para una distracción.

El Peor Momento para Enviar un Newsletter

Entonces, Lunes y Viernes no son buenos días para enviar un newsletter.

El Domingo también constituye una mala idea. Las personas disfrutan pasar el día con ellas mismas, no leyendo sus emails.

Si desea enviar durante el fin de semana, opte por el Sábado. La competencia es menor y los lectores no han comenzado su cierre. Pruebe los Sábados para newsletters comerciales, pero piense dos veces si su contenido se encuentra relacionado a lo laboral.

Por sobre todo, no envíe emails en la noche o muy temprano en la mañana. Estas horas comunican una falta de respeto. Usted puede estar (casi) seguro de que si su notificación despierta a su lector, su email no durará mucho.

Cada usuario y cada tipo de newsletter son diferentes, de todas formas. El contexto es todo, por ello debe experimentar para descubrir el período de tiempo que mejor se ajusta a su tipo de comunicación.


Si esta publicación le ha sido interesante, observe también “eMailChef lanza el feed de interacciones detalladas”. Conocer el comportamiento de sus lectores es invaluable para incrementar conversiones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *