Guía sobre GDPR, CAN-SPAM y CSA y Sus Diferencias

GDPR, CAN-SPAM, y CSA – usted probablemente ha encontrado uno o más de estos acrónimos durante su trabajo. Todos representan regulaciones concernientes a la obtención y uso de información personal en marketing por email.

Observemos en detalle en qué consiste cada acrónimo y cuándo usted debe adherir a uno u otro.

GDPR

Esta regulación aplica a todos los emails enviados hacia o desde países que conforman parte de la Unión Europea.

La ley requiere que usted obtenga el consentimiento informado del usuario antes de comenzar a enviar email. El usuario también debe ser capaz de revocar este consentimiento en forma fácil.

Hemos redactado una publicación para explicar la oportunidad que GDPR representa para su negocio.

Las herramientas de marketing por email que implementan GDPR en su estrategia son los formularios de permiso para el registro y el vínculo de cancelación en el newsletter.

Descubra que fácil es administrar estos ítems con eMailChef.

CAN-SPAM

Esta regulación es la más antigua de las tres y hace referencia a los emails comerciales dirigidos a usuarios en los Estados Unidos.

Usted puede considerar a CAN-SPAM como una versión un poco más ligera a la de GDPR, ya que no existe obligación de obtener el consentimiento explícito del usuario para enviar email. Esto puede lograrse por ejemplo, ingresando una caja relevante en el formulario de registro.

De hecho, CAN-SPAM coloca énfasis en el proceso de cancelación más que en el de suscripción. El usuario debe ser capaz de oponerse al envío de futuros mensajes y esta opción debe encontrarse fácilmente accesible mediante un vínculo de desuscripción en los emails.

Canadá también posee su propia regulación, conocida como CASL.

CSA

Si bien este acrónimo no pertenece al nombre de una regulación (pertenece a Certified Senders Alliance – Alianza de Remitentes Certificados) los efectos son similares. Los requerimientos no son obligatorios, pero representan un estándar positivo con el cual es conveniente cumplir. La particularidad es que sólo aplica a Alemania.

Los emails comerciales dirigidos a usuarios en Alemania deben incluir la siguiente información:

  • Toda la información requerida por CAN-SPAM y GDPR, tales como nombre, dirección, código postal, ciudad, país de la empresa y vínculo de cancelación;
  • Nombre y apellido del representante legal de la empresa;
  • Un número de contacto telefónico funcional;
  • Una dirección de email válida, que también puede ser la utilizada para el envío del mensaje;
  • Un vínculo al sitio web de la empresa.
  • Un número de VAT o número de registro.

eMailChef Elimina las Dudas

Cuando usted crea un newsletter con el editor de eMailChef, ingresando la información requerida para proteger la información bajo las leyes es un juego de niños.

Así es como se hace. En la lista desplegable de la sección de Bloques seleccione “Pie”. Si arrastra y suelta el objeto denominado “CSA” (marcado con los colores de Alemania) en el área de trabajo, obtendrá un bloque con toda la información requerida por este estándar.

Los bloques con el nombre “CAN-SPAM act”, disponibles en Ingles, Francés, Español e Italiano, contienen la información requerida tanto por CAN-SPAM como GDPR.

Sin importar quienes sean sus destinatarios, usted sólo posee dos opciones: Mercado alemán o el resto del mundo. Con estos bloques, las entradas entre corchetes no deberían ser reemplazadas en forma manual. Esta operación se llevará a cabo automáticamente desde eMailChef, que agregará la información asociada con la dirección de email verificada desde la que está enviando. Es realmente simple.

gdpr can-spam blocks

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *